Cómo comprar Bitcoin

Si entendemos Bitcoin como una moneda, entenderemos también que puede conseguirse como cualquier otra moneda. Por ejemplo, por la vía de aceptar pagos o donaciones en Bitcoin. Es exactamente igual (o muy parecido) a recibir un pago en Euros o Dólares. Simplemente le proporcionas a alguien el número de tu cuenta corriente que, en este caso, es una de las direcciones de tu wallet o monedero y el pagador envía la cantidad acordada de Bitcoin allí. Entonces, tú recibes esas monedas y ya puedes usarlas cuando quieras. El proceso es rápido y discreto con la variable añadida de que nadie puede embargarte o bloquearte tu dinero. Recuerda, con Bitcoin tú eres tu propio banco.

Es simple. Fíjate, si quieres darme una alegría envíame algún Bitcoin (o, bueno, alguna fracción de Bitcoin) a esta dirección: 1AYj85G4nZ87HYCxzMWP5fDaa49EsxG6SU

Si tienes una tienda online existen numerosos plugins para recibir pagos en Bitcoin. Esto significa que puedes cobrar en moneda fiat como hasta ahora usando los métodos habituales: pasarela de pagos, Paypal, etc. y también dar la opción de pagar en Bitcoin. Normalmente estos plugins hacen la conversión a Bitcoin a partir del precio en Euros o la moneda que se use en tu país. Por ejemplo, Coingate ofrece plugins y botones de pago para numerosas plataformas de e-comercio como Woocommerce, Magento, Opencart, Prestashop, osCommerce, VirtueMart, VHMCS o ZenCart.  Pero hay muchos más, así que tendrás que comparar y usar el que más te convenga o te resulte más fácil de implementar. Para la plataforma WordPress, que es una de las más usadas, encontrarás una gran cantidad de plugins.  Es muy interesante ofrecer esta opción a tus clientes porque, aunque no te lo parezca, te permitirá destacar sobre aquellas otras tiendas que no ofrecen esta opción. No olvides que cada vez más gente usa criptomonedas.

Te puedes plantear si cobrar en Bitcoin u otras criptomonedas es legal. Lo cierto es que sí (al menos en la mayoría de países civilizados), lo mismo que es legal que te paguen en especie o mediante trueque. Las ventas pagadas en Bitcoin en todo caso se declaran como ventas realizadas en moneda de curso legal. Tú has vendido por valor de 100 euros aunque hayas cobrado en Bitcoin así que no hay problema si quieres tener tu contabilidad en el terreno de la más estricta legalidad.

¿Cómo comprar Bitcoin?

Por supuesto, Bitcoin se puede comprar como cualquier otro activo digital o como cualquier otra cosa en general, pagando su precio. Hasta ahora no era una cosa rara comprar moneda de otro país. Muchas veces tenemos que hacerlo para viajar así que vamos a un banco o a una casa de cambio y obtenemos esas monedas pagando por ellas. Quien nos las vende ofrece un precio para el cambio y si estamos de acuerdo pagamos y nos llevamos la cantidad estipulada de billetes de esa otra moneda.

Para Bitcoin existen también casas de cambio pero como las opciones de monedas y criptomonedas a nuestro alcance son muchas veremos que podemos cambiar a Bitcoin desde cada una de ellas. Básicamente podemos plantearnos comprar Bitcoin de dos formas: con moneda fiat o con otras criptomonedas.

Comprar Bitcoin con moneda fiat

La moneda fiat es la moneda de curso legal que se usa en tu país o comunidad de paises. Existen casas de cambio que te permiten obtener Bitcoin a partir de moneda fiat. El procedimiento habitual es ingresar moneda fiat a través de transferencia bancaria u otro método y ya desde nuestra cuenta en la casa de cambio o Exchange podemos ir adquiriendo Bitcoin. Al revés, si queremos vender Bitcoin tenemos que enviarlos al Exchange primero y a partir de ahí ir poniendo las órdenes de venta al precio que queramos o bien vender directamente a alguien que desea comprar a determinado precio. Veamos algunos de los Exchanges más populares:

  • Coinbase.- Es una de los principales exchanges donde la gente compra Bitcoin. Actualmente puedes comprar Bitcoin, Bitcoin Cash, Ethereum y Litecoin.
  • Kraken.- es una casa de cambio radicada en USA que permite adquirir Bitcoin pagando con Euros, Dólares americanos, Dólares canadienses o Yens. Las comisiones para comprar o vender varían según el volumen de cada transacción desde el 0% al 0.26%.
  • BitcoinDe.-  es uno de los Exchanges europeos más interesantes. Es alemán y funciona desde hace años con la precisión y seriedad que casi siempre se atribuye a los alemanes. El procedimiento es algo distinto al de Kraken ya que, en este caso, no tienes que enviar moneda fiat al Exchange sino al propio usuario que te va a vender los Bitcoin. El Exchange únicamente custodia los Bitcoin y cuando el vendedor marca como recibida la transferencia bancaria realizada por el comprador, entonces este último recibe los Bitcoin. Si hay alguna disputa (el vendedor dice que no ha recibido la transferencia) entonces se abre un proceso en el que tendrá que demostrarse que la transferencia ha sido hecha y ver qué ha pasado. Usualmente no debe haber problema alguno y, en todo caso, tanto vendedores como compradores van adquiriendo niveles de reputación crecientes cuando van realizando intercambios sin problemas.
  • Monederos online en los que también puedes comprar Bitcoin. Por ejemplo, Blockchain.info o Xapo Wallet  te permiten adquirir Bitcoins cómodamente, habitualmente vinculando una cuenta bancaria, una tarjeta de crédito o muchos otros métodos de pago online.
  • Bit2me.-  es una empresa dedicada a comprar y vender Bitcoin así como a gestionar sus propios cajeros automáticos de Bitcoin. Se puede comprar mediante transferencia bancaria, tarjeta de crédito u otros medios. También vender Bitcoin y recibir moneda fiat por transferencia o cajeros automáticos (Halcash, en algunos países; España, por ejemplo).
  • LocalBitcoin.-  este sitio lleva muchísimos años funcionando y poniendo en contacto a compradores y vendedores. O sea, compras y vendes directamente Bitcoin a personas bien de forma online o presencial. Por eso te muestra los vendedores más cercanos a tu localización de tal forma que podáis quedar y hacer el intercambio. Todas las partes implicadas forman parte de un sistema de reputación. Si eliges a un vendedor-comprador con una buena reputación y muchos intercambios ya hechos no deberías tener ningún problema. Las ventas online suelen hacerse mediante transferencia. Las presenciales igual que cuando quedábamos en un sitio con alguien para cambiar cromos. Dado que puede que no conozcas al comprador/vendedor lo lógico y recomendable es quedar en un sitio público. Salvando las lógicas reservas se pueden conseguir Bitcoins o venderlos siguiendo un patrón de precauciones básicas extensibles para cualquier interacción en Internet.

 

  • Mycelium Wallet.-  es un monedero para iOS y Android que integra opciones para comprar y vender Bitcoin tanto mediante transferencia bancaria, medios en los que puedes usar una tarjeta y también directamente con usuarios próximos.

En la mayoría de los Exchanges en los que puedes comprar con moneda fiat tendrás que identificarte plenamente para poder comprar y vender Bitcoin. Esto significa compartir tu número de teléfono, dirección, documento de identidad e, incluso, fotografía. Esto puede ser un inconveniente para algunas personas que no pueden o quieren identificarse; no necesariamente gente que pretende cometer actos delictivos o cosas así. También hay activistas que trabajan por la libertad de expresión en muchos países donde no conviene que sus finanzas sean conocidas. La privacidad no es solo cosa que ataña a la gente de mal vivir. De todas formas, cuando utilizas una transferencia bancaria o una tarjeta de crédito o débito ya no eres anónimo; a no ser que utilices algún truco especial, que también los hay pero ya no es materia para ocuparnos de ella en este artículo.

Comprar Bitcoin con otras criptomonedas

Si ya posees cierta cantidad de otras criptomonedas resulta muy fácil cambiarlas por Bitcoin. También existen casas de cambio o Exchanges que trabajan solo con criptomonedas de tal forma que envías al wallet personal que te proporcionan la criptomoneda o criptomonedas que tengas y ya allí la puedes vender a cambio de Bitcoin.

  • Poloniex.-  exchange con base en USA, uno de los más conocidos que solo trabaja con criptomonedas. Requiere identificación completa para operar en él.
  • Bittrex.-  otro de los destacables, también con base en USA y que requiere una identificación completa para poder operar. Si un usuario no está identificado correctamente no podrá sacar ninguna criptomoneda de allí; es importante tenerlo en cuenta.

Pero también hay Exchanges de criptomonedas radicados en países con legislaciones más laxas que, en general o por el momento, no requieren identificación total de sus usuarios, por ejemplo:

  • Binance  y Kucoin  son dos Exchanges chinos que parecen funcionar sin problemas con sus usuarios radicados fuera de China. Ambos tienen además aplicación para dispositivos móviles con la cual es bastante sencillo operar si tienes unos conocimientos básicos de cómo comprar y vender en este tipo de sitios. Todos funcionan de una forma muy parecida e incluso sus interfaces gráficas son similares.

El procedimiento para comprar y vender en un Exchange es más sencillo de lo que parece si no entramos en técnicas sofisticadas de trading. Los Exchanges proporcionan wallets personales para todas las criptomonedas que aceptan. Los usuarios envían sus criptos a la dirección de su wallet en el Exchange. Una vez que están allí puedes venderlas a cambio de Bitcoin, Ether y, tal vez, alguna más. En el caso de Binance también tienen una moneda propia que cotiza en su mercado y se puede adquirir con casi cualquiera de las otras criptomonedas, llamada BNB. Los BNB pueden ser usados también para pagar las comisiones por transacción.

Cambios al vuelo

Sitios que te permiten cambiar unas criptomonedas por otras de forma rápida y sin necesidad de identificación alguna. Simplemente envías las criptos a la dirección que te proporcionan, indicas la dirección en la que quieres recibir los Bitcoin (o la moneda digital que hayas elegido entre las opciones) y todo el proceso se realiza en un lapso de tiempo bastante corto, habitualmente pocos minutos. Ejemplos de estos sitios son:

  • Changelly.-  ofrece pares de cambio entre muchas criptomonedas y también puedes comprar con dólares o euros usando una tarjeta de crédito.
  • Shapeshift.-  funciona puramente con criptomonedas y no requiere registro.
  • FlypMe.-  tampoco requiere registro y va incorporando un número creciente de criptomonedas.

Lo que viene

Ponerle puertas al campo, ya se sabe, es complicado. Bitcoin nació con la idea de aportar libertad en el mundo de las finanzas, democratizar el dinero y facilitar a todo el mundo servicios que hasta ahora solo eran patrimonio de las entidades bancarias. Por tanto, a pesar de los pertinaces deseos de regular las criptomonedas, identificar usuarios y tratar de mantenerlas bajo el control de los Estados las cosas no parece que vayan a ser fáciles. Las direcciones de un monedero son virtualmente anónimas y no es fácil asociarlas a personas con nombres y apellidos salvo que tú mismo reveles esa relación. Se pueden controlar Exchanges concebidos como empresas cuya razón social esté en un territorio o país determinado. Naturalmente cualquier Estado puede solicitarles los datos y transacciones de quienes operen en esos Exchanges so pena de cerrarles el negocio. Y no dudo que eso se hará así. Sin embargo, no es tan fácil controlar las transacciones entre personas o las que se realizan mediante el método que he descrito como “cambios al vuelo”. Por si fuera poco, estamos a punto de vivir la eclosión de los Exchanges descentralizados que, al no estar registrados en ningún país y consistir en intercambios P2P (peer to peer) de usuario a usuario y sosteniéndose en una red de servidores distribuidas por el mundo… las cosas son tan difíciles de controlar como los archivos Torrent que se utilizan para intercambiar archivos digitales.

La cuestión fundamental en el desarrollo de Exchanges descentralizados estriba en la seguridad y confianza. No solo es posible construirlos con un sistema de reputación que facilite las relaciones entre usuarios sino que es posible dotarlos de medidas de seguridad tan potentes como las de los Exchanges centralizados. Mediante monederos multifirma es posible custodiar las criptomonedas a intercambiar de forma que solo se entreguen cuando la primera transacción se ha hecho con el beneplácito de al menos dos partes. Pero aún hay más, se están desarrollando modelos en los que es posible intercambiar criptoactivos entre distintas cadenas de bloques (atomic swaps) mediante contratos inteligentes  que no precisen intervención humana para que las transacciones se realicen con una completa fiabilidad y seguridad.

Por el momento los Exchanges descentralizados están más o menos en una fase inicial de desarrollo por lo que aún no son usables para la mayoría de usuarios. Sin embargo es bueno ir echando un vistazo a sus hojas de ruta porque representan el verdadero futuro del intercambio de criptomonedas. Veamos algunos de estos proyectos:

  • Upcoin.-  actualmente en fase beta y planeando comenzar oficialmente a estar en pleno servicio sobre marzo de 2018. Ofrecerá un abanico enorme de criptomonedas a intercambiar con comisiones realmente bajas. Su equipo de desarrollo publica diariamente los avances en su grupo de Telegram.
  • Ethos.-  será un monedero universal, red social y plataforma de intercambio descentralizado persona a persona. En todo momento las claves privadas de tus activos digitales o criptomonedas permanecen bajo tu custodia lo cual es una diferencia importante respecto a los Exchanges centralizados. Grupo de Telegram.
  • Waves.-  es otro de los que está dando mucho que hablar creando muy buenas expectativas. También en fase beta, el despliegue de sus más deseadas características está previsto que se realice a lo largo del 2018. Grupo de Telegram.
  • Bitshares.-  está funcionando de forma más que aceptable así que estará bien que nos detengamos a examinarlo un poco. Al ser un Exchange totalmente descentralizado, al registrarte, debes concentrarte en guardar muy bien la contraseña que el sistema genera para ti. Nadie podrá ayudarte a recuperar tu cuenta si la pierdes. El aspecto del Exchange es muy similar a todos los demás

Y, naturalmente, debes hacer un depósito de la criptomoneda que quieras usar para comprar otra a la dirección que se te proporcione.

El funcionamiento de este tipo de Exchange se basa en que los usuarios intercambian tokens respaldados por el capital de criptomonedas que se han subido. Es como un pequeño truco de magia que proporciona una mayor seguridad y facilita el funcionamiento del sistema. Tampoco es nada nuevo si piensas en las fichas de un casino. Al entrar a un casino tú cambias dinero por fichas, juegas con ellas y cuando te vas vuelves a cambiar las fichas por dinero. Esto es algo parecido.

Ten en cuenta, sin embargo, que los Exchanges descentralizados son algo completamente nuevo, en fase beta o de pruebas la mayoría de ellos, y que la curva de aprendizaje para manejarse en ellos es sensiblemente más amplia que con un Exchange centralizado. Sin embargo, las ventajas son obvias: por una parte el mayor control sobre tus criptomonedas y por otra que no es necesario identificarte para operar así como también que no son Exchanges que puedan ser cerrados a requerimiento de algún Estado. En general, los Exchanges descentralizados son mucho más seguros y confiables que uno centralizado y, obivamente, son la evolución natural de estos. Por tanto, es importante que prestes atención a su desarrollo aunque no te recomiendo, áun, que los utilices si ahora todavía no has llegado a sentirte cómodo o a tener experiencia con los medios de intercambio de criptomonedas más “tradicionales”.

Hay muchos más proyectos en marcha o en desarrollo. Algunos funcionan online y otros requieren la instalación de algún software específico: Barterdex, CriptoBridge… Seguramente esto avanza más deprisa de lo que podemos razonablemente escribir; pero no dejaremos de ir mostrándote lo mejor y más útil desde aquí.