Minería en la nube con Hashflare

Trabajar en la mina ya no es lo que era: trabajo duro, polvo, sudor, afecciones pulmonares… no, claro que no. El siglo XXI le ha dado un vuelco al concepto. Ahora cuando hablamos de minería pensamos más en criptomonedas que en carbón o en diamantes. Y esto es porque la nueva minería lo que extrae es ese oro intangible pero igual de valioso (en muchos casos) que son las monedas electrónicas descentralizadas.

El nuevo concepto de minería

Cuando se diseñó Bitcoin se hizo de tal forma que los 21 millones de unidades que existirán se van creando gracias a la fuerza del trabajo de las computadoras. Esto es así debido a la propia estructura de la cadena de bloques o Blockchain y la forma en que se convino que se fueran creando las nuevas monedas. Cada uno de los bloques de esta cadena viene a la existencia cuando las máquinas dan con la solución a un cada vez más complicado problema criptográfico. Más o menos, una máquina dedicada a minar Bitcoin (u otra criptomoneda basada en igual o similar protocolo), crea un bloque cuando encuentra, a base de probar soluciones, el resultado exacto de una cadena de caracteres criptográficos. Entonces el resto de mineros comprueban que todo sea correcto y la máquina que ha resuelto este problema ha extraido un bloque. Y con él los Bitcoin que contiene que, en estos momentos, son exactamente 12,5. Con el tiempo, el problema es cada vez más complicado y se precisará más y más poder de cálculo para encontrar la solución en un lapso de tiempo aproximado de 10 minutos. Y también, cada cierto tiempo, el número de Bitcoin que se crean en cada bloque minado es menor. Esto hace que la energía necesaria para minar Bitcoin también sea cada vez mayor y requiera máquinas cada vez más potentes.

Así que minar no se puede comparar a lo que hacen los mineros humanos en las minas de verdad. Pero, si se quiere mirar el lado negativo, la minería de criptomonedas no está exenta de cierta cantidad de ruido, calor y polvo porque las máquinas dedicadas a ello tienen que funcionar a pleno rendimiento.

Donde hay molestias hay también oportunidades de crear servicios. Así que la consecuencia natural es que alguien diga: ¿Y si monto una nave industrial llena de máquinas potentes dedicadas a minar y ofrezco a la gente la posibilidad de contratar la potencia que quieran? Así nace la minería en la nube. Desde el ordenador de tu casa, limpiamente, inviertes en unas máquinas que no ves pero están trabajando para ti y proporcionándote el rendimiento de ese trabajo.

HashFlare

HashFlare es una empresa que ofrece servicios de minado en la nube. Facilita a cualquier persona el poder obtener criptodivisas sin realizar enormes inversiones, sin necesidad de tener grandes conocimientos técnicos, sin preocuparse del mantenimiento y reparación de los equipos y, por supuesto, sin el ruido, el calor y el polvo que generan. Limpiamente. En la nube.

Hashflare fue fundada por Sergei Potapenko en el año 2014 y está ubicada en Tallinn, Estonia. Es un país con unos precios por Kw/h para la energía eléctrica industrial bastante conveniente comparado con otros muchos países de la Unión Europea, lo cual es sin duda interesante.

Cómo funciona HashFlare

La principal característica es que los clientes de HashFlare no tienen que comprar un equipo completo sino que pueden contratar la potencia que quieran en cualquier momento y también incrementarla si lo desean, incluso reinvirtiendo las ganancias obtenidas. Todo se realiza de una forma muy sencilla e intuitiva a través de un panel de control fácil de entender y traducido a varios idiomas, entre ellos el castellano. Estas son, tal vez, las principales virtudes de HashFlare: alquilar potencia, no dispositivos y haber desarrollado un panel de control muy cómodo y amigable.

Al registrarte puedes comprar lo que prefieras entre varias opciones para minar Bitcoin, Ethereum, Zcash o Dash.

Los contratos son de un año por lo que elegirás la potencia inicial que quieres contratar y pagarás de una vez 12 meses.

Más adelante, en el panel de control, puedes aumentar la potencia contratada o bien elegir reinventir las ganancias en más hashrate.

A la hora de pagar hay diferentes métodos. Puedes pagar en Bitcoin o también mediante transferencia bancaria y otros incluyendo pagar con el saldo positivo que hayas obtenido minando.

Un momento, ¿y por qué Hashflare no se dedica a minar para sí misma?

Buena pregunta. Con todas esas máquinas funcionando 24 horas cabría pensar que ganarían más si se quedaran todos los Bitcoin (o Ether, Zcash o Dash) producidos. Pues bien, no necesariamente. Es un modelo de negocio y como todos los negocios deben ser modelos capaces de asegurar unos beneficios predecibles. Es decir, el negocio debe dar beneficios y estos no pueden o no deben ser inconstantes o cambiantes. Si tienes máquinas y las alquilas solo tienes que centrarte en conseguir clientes. Todas las demás variables que veremos un poco más adelante no deben influir. Hashflare te proporciona las herramientas y el servicio. Si minas más o menos o el valor de lo que mines sube o baja no les influye. Basta con mantener un número de clientes suficiente para ocupar sus máquinas y mantenerlas en un estado óptimo. Con el aumento exponencial del interés por las criptomonedas, clientes potenciales hay muchos. Por otra parte, también se pueden convertir los clientes actuales en los mejores medios de propaganda si, además, les proporcionas una comisión por cada nuevo cliente que contrate los servicios a través de sus enlaces de referido. Por eso verás cantidad de artículos en muchos y diferentes blogs hablando maravillas sobre Hashflare. En Criptoblog, al menos, te contamos todo lo que hay: lo más bonito y lo menos bonito para que puedas no solo saber más sino elegir en conciencia y con fundamento todo lo que quieras hacer en este apasionante mundo de las criptomonedas y de la minería en la nube particularmente.

Así que Hashflare siempre va a obtener beneficios en tanto y en cuanto siga teniendo nuevos clientes, mantenga más o menos felices a los que están y sobre todo no huyan en desbandada y hablando mal. Cosa que no es siempre sencilla, por cierto.

Continuemos con el tema.

Distribuye tu hashrate en diferentes pools

Los pools son grupos de mineros que cooperan para aportar poder computacional o hashrate y luego se distribuyen las ganancias proporcionalmente.

Fuente: Blocktrail

Desde luego es una ventaja que Hashflare permita elegir los pools a los que quieres conectar tu potencia contratada. Otros servicios de minería en la nube no dan esta opción.

Esto puede marcar una diferencia significativa en tus ganancias y es algo que podrás comprobar fácilmente en el panel de control e ir modificándolo para experimentar cuál será la combinación más conveniente. Puedes conectarte a un pool o a varios y configurar la proporción de tu hashrate que aportarás a cada uno de ellos.

En general, los pool más grandes, teóricamente, pueden encontrar bloques con mayor frecuencia aunque también han de distribuir las ganancias entre más gente. La sensación (y digo sensación por las cosas aquí pueden depender de muchas variables) es que con los pool más grandes la rentabilidad es algo mayor. Pero es todo cuestión de ir probando. Hay que tener en cuenta que los pool también suelen aplicar comisiones (pool fee) en forma de porcentaje de las ganancias que te corresponden. Eso es lo que se llevan los dueños del pool. No es que sea mucho ya que oscila entre el 1% y el 3% pero es un parámetro a tener en cuenta.

Por otra parte, el tamaño y el rendimiento de estos pool puede variar debido precisamente a que, igual que tú, los participantes pueden cambiar de uno a otro según les parezca. En los últimos meses los 5 pool más grandes por su hashrate y número de bloques minados han sido:

Pool Bloques % del total
BTC.com 5,172 18.33%
AntPool 4,986 17.67%
BTC.TOP 3,592 12.73%
ViaBTC 3,255 11.53%
F2Pool 2,017 7.15%

Lo recomendable es que comiences por alguno o varios de estos, los más grandes y, en todo caso, recabes información sobre cada uno de ellos. Te conviene, ya que esperarás conectarte a pools que funcionen correctamente y no haya dudas sobre su honestidad.

¿Cuánto puedo ganar?

Bien, aquí viene la parte más ambigua. Tú vas a contratar un servicio durante un año pero no hay garantías de que te vayas a hacer rico. Ni siquiera de que vayas a ganar algo. Aunque también podría ser todo lo contrario. Suficientemente ambiguo, ¿verdad?. Vale, todo merece una explicación.

Las variables en juego son muchas pero, naturalmente, si lo que quieres es minar algunas de las criptomonedas más deseadas las principales opciones que tienes son las siguientes:

  1. Comprar un equipo caro y estar dispuesto a mantenerlo funcionando las 24 horas con todas sus molestias y soportando la visión de las facturas de electricidad notablemente más gruesas.
  2. Comprar un equipo y alquilar un espacio en un centro de datos que lo mantenga funcionando las 24 horas y cruzar los dedos para que no se estropee.
  3. Contratar la potencia que quieras en un servicio de minería en la nube como Hashflare.

A partir de aquí, las variables:

  • Depende del pool o pooles a los que conectes tu potencia o hashrate tendrás más o menos suerte. Es difícil predecir qué combinación será mejor en tanto y en cuanto la minería tiene una parte de azar aunque también de cálculo de probabilidades. Como te dije, la cosa es probar combinaciones. Todo ello suponiendo que el pool al que te conectes también funcione con la máxima transparencia y honradez.
  • A mayor potencia contratada, más probabilidades de minar bloques. Ya te digo de entrada, con poca potencia te aburrirás. Por añadidurá, más potencia, más inversión inicial.
  • La más importante: el valor de las criptomonedas es sumamente volátil. Puedes esperar, pero nadie te puede garantizar, que su valor vaya en aumento a lo largo del año de tu contrato. Basta ver lo que está sucediendo ahora con esta caída masiva que ya es, prácticamente, una crisis profunda.

Si tenemos en cuenta lo anterior y, particularmente, la tercera variable, no podemos decir que invertir en minería en la nube vaya a resultar una inversión tranquila.

Intentemos hacer algún cálculo así a grosso modo a partir de la situación actual. Si, tras escribir este artículo Bitcoin vuelve a dispararse y alcanzar los 20.000 euros, la cosa cambia. Pero el futuro no es una vía en la que veas a lo lejos venir el tren.

Ya te adelanto que si contratas lo mínimo, tal como aparece en la web de Hashflare, obtendrías en el mejor de los casos una ganancia minúscula. Si acaso, algunos pocos dólares al cabo del año, ya descontadas las tasas de mantenimiento. Esta es una de las ofertas de Hashflare para minar Bitcoin en sus términos mínimos:

MINERÍA EN LA NUBE SHA-256
Hashrate mínimo: 10 GH/s
Comisión de mantenimiento: 0.0035 $ / 10 GH/s / 24h
Equipo: HashCoins SHA-256
Cargas automáticas en BTC
1 año de contrato
1.20 dólares por 10 GH/s

Por tanto, tu inversión inicial deberá ser bastante más grande si quieres hacer algo aquí.

Pongamos que contrato 1 TH/s que me supondrá unos 1400 euros por un año. Supongamos que el precio del Bitcoin se mantiene alrededor de lo que está actualmente y configuro el sistema para reinventir las ganancias en más hashrate. Yo calculo, salvo error u omisión, que podrías obtener un beneficio neto de unos 70 dólares al mes. Y terminarías el año no con 10 sino con 11 o 12 TH/s.

Pero cuando hablo de beneficio neto tengo presente el retorno de la inversión y la comisión de mantenimiento que, recordemos, es de 0,0035 dólares por día y por cada 10 GH/s lo que representa una cifra bastante interesante para la empresa y no tanto para ti puesto que esa va a ser una de las razones por las que tu beneficio final sea sensiblemente menor.

En el anterior supuesto he sido algo conservador ya que el factor principal es el valor de la criptomoneda. Es poco probable que se mantenga igual que ahora. Voy a ser bastante optimistas y suponer que Bitcoin a lo largo de este año va a subir con bastante alegría. No sé, pongamos que va subiendo hasta 25.000 euros. Depende de la rapidez con que lo haga, que no es lo mismo que sea al principio de nuestro contrato que al final pero, bueno, calculemos también con alegría. Voy a empezar igual que antes y también reinvertir para obtener el máximo hashrate. Terminaré el primer año de forma muy similar en cuanto a beneficios (porque he reinvertido las ganancias) pero ahora tendré seguramente unos 20 o 30 TH/s que, para mi segundo año me pueden estar dejando netos 180 dólares mensuales.

Tampoco puedes tomarte estos cálculos como algo estadísticamente cierto e inamovible. No solo puedo haber errado en algún punto (lo asumo, pero seguro que alguien me podrá corregir en los comentarios) sino que, como he dicho, la variable valor del Bitcoin así como la rapidez o lentitud de su ascenso o descenso pesan demasiado.

Por otra parte, Internet está lleno de páginas con cálculos nada realistas. Recuerda que Hashflare ofrece una jugosa comisión a quienes le traigan clientes nuevos. Y también hay no pocas páginas paralelas hechas por la propia empresa. Obviamente, ninguna de esas páginas o blogs ofrecerá cálculos pesimistas.

Todo es estrategia

Esto es más un juego que una ciencia exacta. No debería ser tomado de otra manera en tanto y en cuanto no es posible prever la evolución de las criptomonedas. Es más, tampoco es posible prever la evolución de la propia empresa que ofrece el servicio. Cuando contratas un servicio para un año cabe pensar que dicha empresa seguirá activa y en buena forma pasado ese tiempo. Pero en el mundo las cosas no son siempre tan sólidas como nos gustaría.

Pero vamos al asunto, con optimismo. Te habrás dando cuenta de que la configuración del plan que contrates es muy importante, dependiendo de lo que quieras hacer o conseguir que será, como no, obtener el máximo rendimiento para tu inversión. Si te interesa mi opinión, te sugeriré la estrategia que creo es más interesante. En pocas palabras:

Reinvertir en más hashrate todo lo que puedas o usar para ello los beneficios que vayas obteniendo con el minado. En los últimos dos o tres meses del año quedarse con los beneficios que produzca.

Considera también lo que no es tan bonito

Te he comentado lo bueno y lo no tan bueno. Hay variables, nada es cien por cien seguro. Como todas las empresas, siempre hay clientes insatisfechos. Pueden ser tonterías o pueden tener algo de razón. No te cierres a examinar las críticas solo porque tengas ansia de obtener beneficios. Calma, amigo. Examínalo todo y luego actúa con la decisión y también la prudencia necesarias. Como se ha dicho siempre y nunca suficientemente, nunca inviertas lo que no te puedas permitir perder.

Hashflare tiene numerosos críticos e incluso hay informes fundados en apreciaciones y opiniones. Pero esto es algo de lo que se libran pocas empresas en Internet. Tampoco hay que dejarse impresionar porque si buscas “Hashflare sucks” en cualquier buscador te saldrán tantas quejas como si buscas cualquier otra con el susodicho sucks. “Amazon sucks”, “Bitcoin sucks” y “loquesea sucks” solo puede ser un punto de partida para ver lo que dicen clientes insatisfechos o también lo que ha pergeñado la competencia para restarle fuerza. No hay forma de saber la realidad por esta vía ni cómo nos irá realmente. Aún así, es bueno echarle un vistazo a las críticas porque ayuda a adquirir la mesura y el temple necesarios para no ir por ahí a lo loco invirtiendo dinero.

Ya lo dije, la minería en la nube no es la panacea para hacerse ricos ni el bálsamo de fierabrás que nos convierta en criptomillonarios. La minería en la nube es una inversión que, con una adecuada estrategia, puede proporcionarnos un rendimiento interesante para un capital que, si no hace otra cosa, lo único que conseguiría es devaluarse. Obtener un 10% de rendimiento neto es un triunfo y un objetivo razonable. Si eso es aceptable para ti, prueba con la minería en la nube e, incluso, diviértete con ella. Si el rendimiento es mayor, felicitémonos. Y si no, ya sabes, no insistas por esa vía. Tal vez comprar alguna cripto saludable y con un bonito porvenir pueda darte más satisfacciones.

Eso sí, si has leído este artículo hasta el final es que el tema te interesa bastante. Quizá deberías probar por ti mismo empezando con una inversión prudente.

@sofocles

Enlaces