Petro, la criptomoneda que quiere rescatar la economía de Venezuela

Hemos vivido durante varias generaciones confiando en el dinero por el dinero mismo. Es decir, casi nos hemos acostumbrado a que el dinero es dinero y nada más. Ya no hay nada que respalde el valor del dinero aparte de la confianza que le otorguemos al dinero mismo y a los organismos que lo emiten. Dinero-fiat, le llamamos. Aquella vieja historia de que en alguna oscura y acorazada bodega se almacenaban toneladas de oro que era la riqueza que sostenía el sistema monetario es tan solo eso, una vieja historia. Ahora el dinero es papel o algún metal barato; ni siquiera eso… el dinero son solo números que bailan al son de sumas y restas entre distintas bases de datos. Si hay algo que pueda llamarse el embrión del dinero no es otra cosa que la deuda. Cada Euro en circulación es el hijo de una deuda adquirida. El Banco Central Europeo presta Euros a los países miembros de la Comunidad y cada vez que lo hace nuevos Euros entran en la corriente numérica cuyo volumen, si fuéramos capaces de calcularlo, nos daría el número de Euros en circulación. No son Euros físicos (en papel o metal) la mayoría puesto que un porcentaje abrumadoramente enorme son solo eso: números.

La irrupción de las criptomonedas ha sacudido aún más este asunto y deviene una especie de seudodespertar social. La confianza es un bien cada vez más escaso y, por eso, aparece una pregunta, apenas dibujada en la mente de las personas y los países: ¿por qué tenemos que confiar en el dinero?. En el caso de países con una economía digamos algo revuelta y con una gran nube de desconfianza creada, real o imaginariamente que no lo sé a ciencia cierta, por la comunidad internacional, el dinero-fiat es un problema. ¿Qué clase de problema? Pues imagina que te dan a elegir para cobrar tu sueldo entre Francos suizos o Bolívares fuertes. ¿Cuál sería tu elección? Pregunta contestada. Muchos países no aceptarían cobrar en Bolívares fuertes. Esta moneda queda prácticamente relegada al mercado interior de Venezuela que, para afrontar sus obligaciones tendrá que crear más y más Bolívares. En consecuencia, su valor comparado con la mayoría de las otras monedas oficiales de otros países va empequeñeciéndose a pasos agigantados. Me limito a dibujar lo que ocurre y no es mi tarea explorar los entresijos de la política internacional. Solo observo el flujo de los movimientos económicos y sus razones inmediatas.

¿Qué es exactamente el Petro?

El Petro es una criptomoneda ya que se basa en la misma estructura de cadena de bloques y algoritmos criptográficos que sirven de base a muchas otras criptomonedas. Es, por tanto, una moneda electrónica pero aquí hay una notable diferencia con Bitcoin y otras: Petro NO es una moneda electrónica descentralizada. No lo es porque una parte nada despreciable del control lo ejerce un organismo central que es el Estado Venezolano. Y, por otra parte, nace con la idea de que esté respaldada por materias primas tangibles como puedan ser el petroleo, el oro y los diamantes que Venezuela produce y posee en abundancia. Estas materias primas garantizarían el valor de cada Petro emitido independientemente del mayor valor que pueda adquirir en base a la oferta y la demanda.

El Petro (PTR) tiene su origen en la idea del Presidente Hugo Chávez de crear una moneda fuerte respaldada por materias primas. Sus antecedentes se remontan a propuestas de coordinación financiera y monetaria global previas a la hegemonía del dólar estadounidense, que resurgieron luego de la crisis financiera de finales de la década pasada.

La idea de que tenga un respaldo en bienes tangibles es algo que puede atraer a muchos inversionistas y, por tanto, convertirse en una criptomoneda deseable cuyo valor se fortalezca a pesar de todas las trabas al comercio exterior que puedan afectar a Venezuela. Además, permitiría intercambios comerciales con aquellas entidades y países que la acepten eludiendo bloqueos comerciales. Es evidente que a Venezuela le conviene dar este paso arriesgado ya que si el resto de países le exigen pagos en dólares americanos se comprende que el tema de las importaciones se haya convertido en un problema de grandes dimensiones; algo que se paliaría muchísimo si el Petro llega a convertirse en una moneda aceptable.

El Petro dará a los inversionistas la oportunidad de entrar al mercado de los criptoactivos de la mano de un instrumento con valor intrínseco, más seguro y estable, susceptible de un análisis fundamental por estar vinculado a una industria ampliamente conocida y, por lo tanto, apto para ser utilizado en grandes transacciones, operaciones de crédito e incluso, como reserva de valor.

El Petro comienza con tantos enredos como la propia información que sobre Venezuela se difunde por el mundo

Independientemente de cualquier valoración política sobre el gobierno de Venezuela está claro que es un país con problemas de comunicación. Sin duda existirán dos posturas contrapuestas en relación al origen de este problema. Pero la creación del Petro ha seguido una serie de patrones confusos que, en otras circunstancias, harían sospechar que se trata de un scam. Durante algunos días ni siquiera estuvo claro sobre qué Blockchain se movería y el WhitePaper [pdf] difundido por el gobierno de Venezuela incluso sufrió algunos cambios sobre la marcha. En una sola tarde pasó de decirse que estaría basado en la Blockchain de NEM a la de Ethereum.

Finalmente, el WhitePaper solo expresa Ethereum y no NEM. Hay algún otro asunto no demasiado claro como el acuerdo anunciado con Aerotrading, una de las más grandes empresas de Blockchain”  pero que realmente no parece conocer nadie fuera de Venezuela.

El juego ha comenzado

La Preventa inició el 20 de febrero de 2018 y consiste en la creación y venta de un token ERC20
sobre la cadena de bloques de la plataforma Ethereum.

Este proceso promoverá y garantizará demanda para la Oferta Inicial del Petro, que se realizará posteriormente. Los token que cumplen con las exigencias del estándar ERC20 son fichas digitales no minables que se emiten en su totalidad a través de un contrato inteligente en dicha plataforma. El token no formará parte de la red Petro hasta el momento en que sea canjeado o “quemado” durante el proceso de Oferta Inicial.

La Oferta Inicial del Petro se realizará posteriormente hasta agotar las ochenta y dos millones cuatrocientas mil (82.400.000) unidades disponibles para la venta. Los Petro en venta durante la Oferta Inicial serán creados y vendidos por medio de un mecanismo auditable en la cadena de bloques.

El Estado venezolano no podrá hacer nuevas emisiones del criptoactivo Petro. El diseño de la red incluye la posibilidad de generar un incentivo por prueba de tenencia (PoS). Dicha característica estará inhabilitada inicialmente y sólo podrá activarse por iniciativa de la Superintendencia de la Criptomoneda de Venezuela con la aprobación de los tenedores de Petro.

Proceso de venta

  • Un 44% estará disponible para la oferta pública inicial del criptoactivo.
  • Un 38,4% estará disponible para la venta privada.
  • Un 17,6% lo retendrá la Superintendencia de Criptomonedas y Actividades ConexasVenezolana (SUPCACVEN).

Tal como se explicó previamente, el token ERC20 será pre-minado en un contrato inteligente de Ethereum. Al inicio del proceso de Preventa, toda la emisión estará en las carteras digitales de la República. El día del inicio de la Preventa, a las 08:30 a.m. (hora de Venezuela, -04:00 UTC), se colocará a la venta el total de los treinta y ocho millones cuatrocientos mil (38.400.000) tokens. Durante el proceso se aplicarán descuentos decrecientes para estimular la inversión temprana. Antes de la Oferta Inicial, se pre-minarán en la cadena de bloques Petro los cien millones (100.000.000) de criptoactivos de la emisión.

Esta Oferta Inicial, cuyo cierre depende de la venta total de los Petro creados, garantiza al Estado venezolano la recolección total de fondos correspondientes a la venta de todos los Petro disponibles (82.400.000 PTR). Durante la Oferta Inicial se aplicarán cuatro niveles de descuento decreciente por cada cinco millones (5.000.000) de Petro hasta completar y, finalmente, un quinto bloque de veinticuatro millones (24.000.000) de Petro para completar el total destinado para el proceso de Oferta Inicial, es decir, cuarenta y cuatro millones (44.000.000) de Petro.

Condiciones e incentivos

Condiciones básicas

  • Emisión total: 100.000.000

Preventa

  • Tokens disponibles: 38.400.000
  • Precio de venta de referencia: USD 60.29,30
  • Fecha y hora de inicio: 20 de febrero de 2018 a las 08:30 a.m. (hora de Venezuela, -04:00 GMT).
  • Fecha y hora de cierre: 19 de marzo de 2018 a las 23:59:59 p.m. (hora de Venezuela, -04:00 GMT).

Oferta inicial

  • Total de Petro disponible para la venta: 44.000.000
  • Precio de venta de referencia: USD 60 (Precio del barril de la cesta venezolana en la segunda semana de enero de 2018. Sujeto a cambio según fluctuaciones del mercado.)
  • Fecha y hora de inicio: 20 de marzo de 2018 a las 08:30 a.m. (hora de Venezuela, -04:00 GMT)
  • Fecha y hora de cierre: hasta agotarse los Petro de la emisión inicial

Cómo adquirir Petro

  • Por medio de canje de tokens Petro ERC20 adquirido en la Preventa
  • Compra en la Oferta Inicial abierta a la participaciòn del público en general.
  • En el mercado secundario una vez terminado el proceso de Oferta Inicial. La compra e intercambio del Petro podrá ser realizada de persona a persona, de cartera a cartera, en forma segura. Quedando fuera del alcance de bloqueos o limitaciones arbitrarias de terceros -a menos de que se encuentre en posesión de ente centralizado, como puede ser una casa de intercambio.

Cabe decir que, aunque he hecho el registro para ver la forma de adquirirlo pero no he llegado a recibir ningún email todavía. En caso de recibirlo continuaré con el proceso para escribir una información más precisa.

Y ahora solo falta que funcione

Es decir, que la criptomoneda llegue a cumplir el papel para el que fue concebida. Que la gente la utilice y, sobre todo, que sea aceptada internacionalmente. No es sencillo pero el gobierno de Venezuela tiene algunas ideas al respecto.

  • El Estado Venezolano, a través de la Superintendencia de la Criptomoneda, tomará las acciones necesarias para promover el intercambio del Petro en casas de intercambio de criptomonedas internacionales, con especial énfasis en aquellas que operen legalmente en países emergentes y naciones aliadas.
  • Se promoverá el uso del Petro por parte de PDVSA y otras empresas públicas y mixtas, así como entes públicos nacionales y gobiernos regionales y locales.
  • Se estimulará el pago de compromisos y beneficios laborales extraordinarios en Petro, así como prestaciones sociales acumuladas, siempre que cuenten con la aprobación individual expresa del trabajador beneficiado.
  • Se establecerá la legalidad de la contabilización del Petro como un activo. Este proceso deberá realizarse tomando como referencia el valor de mercado en bolívares del instrumento,
    con atención al cumplimiento de las políticas nacionales de combate al lavado de dinero y financiamiento del terrorismo y los estándares necesarios para el conocimiento del cliente.
  • Las empresas prestadoras de bienes y servicios presentes en Venezuela que incorporenel uso de Petro a sus operaciones comerciales, podrán recibir incentivos fiscales.
  • Adicionalmente, el Estado dará proyección y estimulará la demanda internacional del Petro, y promoverá el uso de su plataforma. Con este fin, establecerá mecanismos de incorporación del criptoactivo en sus relaciones con empresas petroleras extranjeras con presencia nacional y en las relaciones comerciales internacionales de PDVSA y otras empresas y servicios estatales.

Aparentemente se podrá pagar con ellos a organismos oficiales así como los impuestos. Esto supone un potencial uso del Petro por cerca de 20 millones de personas lo cual, desde luego, es solo teoría. La realidad es que serán muchas menos debido a la brecha tecnológica que supone aprender a manejar la tecnología que, aunque sencilla, no está al alcance de todo el mundo. Aún así, un uso potencial de, supongamos, entre 5 y 10 millones de personas en el país supondría un éxito más que notable; sería un uso mucho mayor que la mayoría de criptomonedas aunque restringido localmente.

Desde el mismo día que se llevó a efecto la pre-venta (20 de febrero de 2018) las empresas públicas Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Pequiven y la Corporación venezolana de Guayana (CVG) harán un porcentaje de sus compras de insumos mediante el nuevo mecanismo: “deben realizar sus transacciones de compra-venta de suministros a través del Petro desde ya”, según indicó el presidente Maduro.

El combustible para las aerolíneas y todos los servicios turísticos del país también podrán pagarse mediante la criptomoneda venezolana, así como los servicios consulares en todo el mundo y la gasolina que se surte en las estaciones de la frontera colombo-venezolana.

Que se acepte internacionalmente más allá de los pocos países que se llaman abiertamente amigos de Venezuela es otra historia. Es posible que un país que acepte Petro desee cambiarlo rápidamente a otra moneda en la que confíe más o pueda usar de forma más extensiva. Y eso supondría un importante revés de consecuencias imprevisibles sobre los mercados. Y, de todas formas ¿dónde podrían cambiarse los Petros? El gobierno de Venezuela imagina variadas formas de controlar su criptomoneda, supuestamente aceptando solo casas de cambio que hayan sido previamente aprobadas. Pero los Petros circulantes en el extranjero precisarán usar otros medios creándose una situación dispar que estoy deseando ver con tantas ganas como cualquier fenómeno curioso de la naturaleza ya que estamos hablando de movimientos de capitales que posiblemente superen en mucho a los que estamos acostumbrados en el campo de las criptomonedas.

En definitiva, ¿es interesante el Petro?

Para Venezuela y la gente que vive allí desde luego puede ser un hito importante. Para el resto del mundo, está por ver. Para quienes jugamos con criptomonedas os subrayaré lo siguiente:

  1. El Petro no es una una criptomoneda descentralizada sino controlada por un Estado dentro de lo que es controlable en una criptomoneda aunque el dinero-fiat es mucho más controlable y también mucho más opaco que una criptomoneda basada en Blockchain. Petro se parece algo a una emisión de bonos o deuda así que tu decisión de adquirir Petros puede tener más que ver con la simpatía o antipatía que te produzca el gobierno de Nicolás Maduro.
  2. Criptomonedas respaldadas por otros valores (tangibles o no) hay unas pocas. Hasta el momento, ninguna de ellas parece totalmente confiable pero esto no quiere decir nada respecto al Petro. Simplemente debemos valorarlo como una criptomoneda híbrida, es decir, con algunos genes heredados de las monedas-fiat emitidas por los Estados.
  3. El mundo se vuelve muy loco cuando sale una criptomoneda alrededor de la cual hay tanto ruido mediático por lo que es bastante probable que su valor se dispare inicialmente. Puede ser, por tanto, interesante como un juego a corto plazo. Incluso a muy corto plazo. Para ver un ejemplo de la ansiedad y precipitación de los mercados, cuando se anunció el Petro sin duda mucha gente lo confundió con el Petrodollar (XPD) y su cotización se disparó más de un 1800% como se puede apreciar en la gráfica. Pero si no eres suficientemente rápido para aprovechar la aguja tendrás que confiar en que la idea de Venezuela prospere adecuadamente. No es imposible aunque el mundo es el que es y no se lo pondrá nada fácil. En todo caso, una vez que tengas algún Petro, tendrás que esperar a ver si es posible cambiarlo en algún Exchange lo cual no sucederá inmediatamente.

Gráfica mostrando la revalorización del Petrodollar (XPD) al ser confundido con el Petro. Fuente: CoinMarketCap

Página oficial de Petro: http://www.elpetro.gob.ve

El presente artículo está basado en la información oficial y extraoficial sobre la nueva criptomoneda, denominada Petro, emitida por el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. Se trata de una información y valoración técnica y en ningún caso se refiere a cuestiones políticas.

Te puede interesar

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Criptomonedas, Noticias

Científico, escritor, hacktivista, Internet Freedom Warrior. Con las manos en la masa de las criptomonedas desde que Bitcoin asomó la cabeza.

Un comentario

  1.   albertccs1976 dijo

    Me encanto el articulo sobre todo la forma en la que fue manejado, es decir, desde el punto de vista de la neutralidad al analizar el tema!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.